Saneamiento por derecho

La caca,

por un tubo

¡Ya está aquí! ¡Anda suelta! ¡Peligro!

Este 19 de noviembre,
Día Mundial del Saneamiento, tenemos
que hablar alto y claro de la caca.
¿Sabes cómo afecta a los derechos
humanos en todo el planeta?

%

de la población mundial

no tienen acceso a saneamiento seguro -4.500 millones de personas-

mil muertes al año

por enfermedades causadas por falta de saneamiento seguro

millones de personas

no tienen otra que practicar la defecación al aire libre

El 19 de noviembre es el Día Mundial del Saneamiento y, al menos por un día, toca hablar de caca. Puede que haya temas de conversación más apetecibles, pero pocos más importantes para la salud de miles de millones de personas en el mundo.

El saneamiento es un derecho humano contemplado por Naciones Unidas, y un compromiso asumido por todos los países en la Agenda de Desarrollo Sostenible para 2030. Su meta 6.2 es lograr el acceso universal al saneamiento y la higiene adecuados y poner fin a la defecación al aire libre.

No contar con un saneamiento adecuado conlleva tremendas consecuencias sobre la dignidad y la seguridad de millones de personas, especialmente mujeres, niñas y niños, así como graves efectos sobre la salud, la educación y el desarrollo de actividades productivas, limitando drásticamente sus oportunidades para salir de la pobreza.

Al ritmo actual de inversión la meta de acceso universal al saneamiento no se alcanzará hasta el año 2107

Resolver este problema global y cumplir con el compromiso de lograr el acceso universal al saneamiento para 2030 exige aumentar la contribución de todos los actores, especialmente por parte de los países ricos. Según el Banco Mundial hacen falta para ello 114.000 millones de dólares anuales.

La Cooperación Española tiene que renovar su compromiso con los derechos al agua y al saneamiento, enmarcándolo en la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y orientándolo a las regiones y colectivos más vulnerables.

Es vital que se ejecute toda la financiación comprometida para la ejecución del Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento en América Latina desde un enfoque basado en los derecho humanos.

Para la próxima década, deben implementarse 1000 millones de euros en programas de agua, saneamiento e higiene, priorizando las regiones y colectivos más vulnerables, como África Subsahariana.

Hay que fortalecer las capacidades institucionales de la cooperación española para asegurar la adecuada incorporación transversal del enfoque de derechos humanos al agua y al saneamiento, y la priorización de los grupos más vulnerables.

#lacacaporuntubo

¡Participa en las redes sociales!

Da un toque a los implicados

  1. Escribe una entrada en redes sociales mencionando a actores e instituciones de la Cooperación Española. Tenemos que recordarles que el problema de la caca sigue ahí.
  2. Simplemente basta con mandarles los iconos de la caca sonriente que quieras.
  3. Eso sí, no olvides mencionar la etiqueta de la campaña, #lacacaporuntubo, y el dominio de este sitio web.

Aquí tienes un ejemplo:

@AECID _es, #lacacaporuntubo www.saneamientoporderecho.org
💩💩💩💩💩💩💩💩💩💩💩💩

 

Graba tu mensaje y difúndelo

Te pedimos hacer algo de teatro. Anímate, tu sólo o acompañado, a grabarte y enviar el resultado a las redes. Si le pones algo de imaginación, mejor. Ayúdate a meterte en el papel con un sombrero del oeste, con un casco y pinturas guerra o con unos guantes y una mascarilla… Aquí tienes un breve guión como base sobre la que desplegar tu creatividad:

  • ¡Peligro! Anda suelta y causa millones de muertes y enfermedades. Así que…”
  • «La caca, por un tubo» (muestra a cámara la gráfica de la campaña ya sea en tu móvil, tablet o en papel).
Aquí tienes algunos ejemplos
  • Menciona alguno de los mensajes de la campaña. Por ejemplo: “Desde ONGAWA reclamamos que, durante la próxima década, se inviertan 1.000 millones de euros en los programas de agua y saneamiento,  priorizando las regiones más vulnerables como África Subsahariana.”
  • Despídite,  si quires. animando a participar y a que se visite esta web.

Cuando lo tengas listo publícalo con el hashtag #lacacaporuntubo.

Sígue y visita nuestras redes

Con la financiación de

Nuestras noticias sobre agua y saneamiento

Guía para la incorporación de los Derechos Humanos al Agua y al Saneamiento en los proyectos de cooperación internacional para el desarrollo

Guía para la incorporación de los Derechos Humanos al Agua y al Saneamiento en los proyectos de cooperación internacional para el desarrollo

Hemos elaborado una Guía con el objetivo de orientar y facilitar la incorporación de los Derechos Humanos al Agua y al Saneamiento (DHAS) en las intervenciones de cooperación al desarrollo. Esta publicación se dirige principalmente a gestores/as de proyectos y profesionales del sector que participen en cualquier fase (diseño, ejecución, seguimiento y evaluación) de todo tipo de intervenciones en el ámbito del agua, el saneamiento y la higiene.

El contenido de la Guía ha sido elaborado a partir de indicaciones extraídas de los Informes Técnicos de los/as Relatores/as Especiales de Naciones Unidas para los DHAS, así como de la experiencia acumulada por ONGAWA en sus casi 30 años de experiencia en América Latina, Centroamérica y África. Incluye más de 60 orientaciones organizadas en 8 bloques temáticos que pueden ayudar a incorporar las categorías que definen estos derechos humanos (la accesibilidad, la disponibilidad, la calidad, la asequibilidad y la aceptabilidad) en los proyectos de cooperación al desarrollo, desde el respeto a los principios de universalidad, igualdad y no discriminación, participación, transparencia, rendición de cuentas y sostenibilidad.

La Guía para la incorporación de los DHAS en los proyectos de cooperación internacional para el desarrollo ha sido realizada con financiación de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID), en el marco de un proyecto de Formación e Investigación enfocado al fortalecimiento de capacidades y el manejo de herramientas prácticas de los/as agentes andaluces de cooperación en la implementación de los Derechos Humanos al Agua y al Saneamiento, compartiendo buenas prácticas y lecciones aprendidas.

La higiene se hace mayor: la importancia de dispositivos de lavado de manos adaptados.

La higiene se hace mayor: la importancia de dispositivos de lavado de manos adaptados.

Si bien siempre se dice que el saneamiento es el hermano pequeño en el sector del agua, la higiene muchas veces ni siquiera aparece en la ecuación. Esta crisis provocada por la COVID-19 ha puesto en el centro la importancia de la higiene como elemento barrera, no sólo para el virus del SARS-CoV-2, sino para la transmisión de otras muchas enfermedades infectocontagiosas.

Mucho se ha hablado de la importancia de lavarse las manos para frenar la transmisión, pero no lo suficiente sobre cómo, en ciertos contextos, la respuesta no es tan sencilla ni inmediata. En la región del Saint-Louis, al norte de Senegal, con una población aproximada de 1 millón de habitantes,  a la inseguridad alimentaria severa con sequías recurrentes se suma la escasez de infraestructuras hídricas en zonas rurales, la falta de recursos para acceder al jabón (más de la mitad de la población vive con menos de 1€ al día) o la necesidad de dispositivos adecuados para poder tener acceso a un gesto “tan simple” como lavarse las manos*.

Y es que dispositivos hay muchos pero asequibles para la población con menos recursos, que cumplan las condiciones de higiene y adaptados al lugar hay pocos, o más bien ninguno. A esto se suma la subida de precios de los dispositivos prefabricados generada por el aumento de la demanda o para sacar partido a la situación, la ruptura de la cadena de suministro (especialmente en las zonas rurales), muchas veces incompleta por las restricciones derivadas del confinamiento, la falta de diseños adaptados y asequibles para los artesanos locales, etc. 

Concretamente, en la comuna rural de Guédé Village (al norte de Senegal en el departamento de Podor de la Región de St Louis) de los 28 puestos de salud existentes, el 75% no tienen ningún dispositivo lavamanos. En la comuna rural de Doumga Lao (también en el departamento de Podor) la situación es aún más crítica: ningún centro de salud o consultorio dispone de sistema de lavado de manos.**

Con estos datos, el equipo del programa GAWDI  – programa de desarrollo que ONGAWA lidera en la zona con la financiación de la Cooperación Española y la colaboración de Fundación Musol y la ONG senegalesa ONG3D – nos lanzamos, junto con los servicios técnicos y los artesanos locales, a compilar todos los aprendizajes sobre higiene y dispositivos de lavado de manos, para crear «EL DISPOSITIVO»: ese que para replicarlo no hace falta ni preguntar. Diseñado con materiales y herramientas disponibles en la zona: hierro corrugado, dos cubos y una correa para el pedal.

El lavamanos está pensado para minimizar el contacto usuario-dispositivo para evitar contaminaciones, cosa que ocurre con la mayoría de los dispositivos disponibles en el mercado. En lugar de un grifo hay un pedal que a través de la correa inclina la manguera para que salga el agua. Esta tecnología, aparentemente simple y obvia, es la que marca la diferencia entre tener un dispositivo de lavado de manos y un dispositivo de lavado de manos mejorado. Que si bien en el sector no se habla en estos términos, quizás deberíamos empezar a hacerlo.

Por supuesto, la tecnología nunca es la solución por sí sola, sólo el detonante. Cada uno de estos lavamanos va acompañado de una campaña de promoción de la higiene y cambios de comportamiento, liderada por personal sanitario y animadores comunitarios.

Implicar a los diferentes servicios técnicos, al personal sanitario y a los artesanos locales forma parte de la estrategia comunitaria de mantenimiento “de la infraestructura”, al motivar la apropiación de la gestión por parte de la administración y los trabajadores sanitarios y asegurar repuestos de bajo coste y replicabilidad del sistema gracias a los artesanos locales. 

En la segunda fase de la estrategia, prevemos ubicar los lavamanos en los colegios cuando éstos se reabran para que los más pequeños también sean partícipes de los cambios de hábitos y formen parte de la cadena de transmisión del conocimiento.

Tendremos que admitir que, por lo menos, esta crisis ha servido para poner en el centro la importancia de la higiene.

* Datos sacados de la formulación para el programa GAWDI: convenio de cooperación para el desarrollo de la Agencia Española de Cooperación para el desarrollo titulado: “Mejorar la situación nutricional de la población del Departamento de Podor facilitando el acceso al agua potable, el saneamiento, la higiene y la alimentación mediante una intervención WASH sensible a la nutrición y a través del fortalecimiento de capacidades y la concertación de actores”.

**Datos propios: a partir de las fuentes compartidas por el distrito sanitario del departamento de Podor en abril 2020.

Seminario: Agua, saneamiento e higiene, principales determinantes de la salud

Seminario: Agua, saneamiento e higiene, principales determinantes de la salud

El próximo 22 de enero en Mérida compartimos los resultados de una investigación realizada junto al Instituto de Salud Global (ISGlobal) en Maluana (Mozambique) para medir el impacto sobre la salud de niños y niñas de la mejora en agua, saneamiento e higiene.

Maluana es uno de los barrios más pobres del Distrito de Manhiça, situado a 70 kilómetros de la capital de Mozambique, Maputo. La intervención de ONGAWA en esta zona arranca en 2017, para mejorar el acceso a agua, saneamiento e higiene de 15.600 habitantes de los 27.000 que viven en Maluana. Más de la mitad de esa población no contaba con acceso a agua segura y apenas el 20% con un saneamiento adecuado.

Las enfermedades relacionadas con el agua y el saneamiento, como la diarrea, son uno de los principales problemas de salud del barrio, especialmente entre niños y niñas. La diarrea es la segunda causa de muerte en menores de cinco años: en los niños mayores genera malnutrición y absentismo escolar.

El trabajo de ONGAWA ha mejorado un 15% la tasa de acceso a agua segura en Maluana y, con la colaboración de activistas y artesanos locales, aspiramos a terminar también con la defecación al aire libre en la zona. Contar con servicios de agua y saneamiento adecuados es un derecho humano, y tiene además un enorme impacto sobre la salud de las personas.

Medir y valorar ese impacto es importante no solo para mejorar las intervenciones de agua, saneamiento e higiene (WASH) sino también para proporcionar argumentos a gobiernos locales y nacionales sobre el papel de estas intervenciones en el abordaje de problemas sanitarios relacionados con la calidad del agua (infecciones, parásitos, diarreas, etc.).

Por eso con la colaboración de ISGlobal y el Centro de Investigación en Salud de Manhiça (CISM), y el apoyo de la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AEXCID), hemos llevado a cabo una investigación para medir el impacto de nuestra intervención en Maluana y obtener información sobre la disminución de infecciones digestivas en niños y niñas.

El seminario Agua, saneamiento e higiene: principales determinantes de la salud, nos permitirá  compartir los aprendizajes generados en la investigación y reflexionar junto a los principales actores de desarrollo sobre el impacto del acceso adecuado a servicios de agua, saneamiento e higiene en la salud de comunidades vulnerables, y especialmente de niños y niñas.

El seminario contará con la presencia de Leire Pajín, directora del departamento de Desarrollo Global de IS Global; Jose Ángel Calle, director de AEXCID; Berta Grau, asistente de investigación en agua, saneamiento e higiene de IS Global; Catherine Darriulat, technical advisor en Acción Contra el Hambre, y David Muñoz, coordinador de área geográfica en ONGAWA.

Kukat*. Artes escénicas por el cambio social

Kukat*. Artes escénicas por el cambio social

¿Te mueves en el ámbito de las artes escénicas en Castilla y León?

¿Crees que lo artístico puede servir como vía para la transformación social?

¡Este Concurso es para ti!

El título de este Concurso, KUKAT, surge de la palabra KUKATA, que en Suajili, idioma hablado en distintas regiones africanas, significa “cortar”. Queremos cortar con la actual situación global injusta de la falta de acceso a saneamiento seguro que afecta a millones de personas en el mundo. Este concurso pretende hacerlo visible, y ¡necesitamos tu implicación!.

Te contamos de qué va esto y cómo puedes participar.

OBJETIVO: acercar a la ciudadanía la situación del saneamiento a nivel global a través de las artes escénicas.

PÚBLICO DESTINATARIO: colectivos artísticos de Castilla y León.

PRESENTACIÓN DE PROPUESTAS: hasta el 9 de febrero

PREMIOS, DIFUSIÓN Y AYUDAS PARA LA PRODUCCIÓN:

  • 6 ayudas para la producción de obras preseleccionadas por valor de 400€
  • 3 premios de 250€ (originalidad, adaptación de contenidos y dirección artística) y 1 premio especial del público (150€)

CARACTERÍSTICAS DE LAS OBRAS:

  • duración entre 7 y 15 minutos
  • lenguaje adaptado a público general (jóvenes y población adulta)
  • visibilización de la situación, causas, consecuencias, soluciones o de otras cuestiones e historias de interés en relación con el saneamiento  en el marco de la Agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible
  • lenguaje e imágenes inclusivas desde una perspectiva de género

DIFUSIÓN DE OBRAS GANADORAS:

Las obras preseleccionadas en el concurso participarán en una Gala y tendrán la oportunidad de actuar en 2 espacios adicionales, y serán promocionadas a través de medios de comunicación, internet y redes sociales.

Este Concurso está apoyado por la Junta de Castilla y León, dentro de un proyecto de cooperación financiado por la misma.

Descarga las bases del concurso Extracto del Código de Conducta de la Coordinadora de ONGD Ficha de presentación

Agua del grifo, por favor

Agua del grifo, por favor

ONGAWA, junto a otras organizaciones sociales y ecologistas, apoya la campaña «Agua del grifo, por favor» para promover el consumo de agua del grifo.

MANIFIESTO AGUA DEL GRIFO POR FAVOR

El agua es un bien común. Nuestra responsabilidad es asegurar que se gestiona sin ánimo de lucro, con criterios de solidaridad y cooperación, acceso colectivo, equidad, control democrático y sostenibilidad medioambiental y social.

Los usos personales y domésticos son provistos por los servicios de abastecimiento y tienen la consideración de derecho humano. Así lo reconoce explícitamente la Asamblea General de Naciones Unidas en 2010, que exige que debe asegurarse la provisión universal sin discriminación, garantizando su disponibilidad, accesibilidad, aceptabilidad, calidad y asequibilidad; también deben gestionarse con criterios de participación, transparencia, rendición de cuentas y sostenibilidad económica, social y medioambiental.

En España, la cobertura del abastecimiento a través de los servicios de agua es prácticamente universal, y son exigibles los criterios anteriores relacionados con el bien común y el derecho humano. Sin embargo, a partir de finales del siglo pasado, se ha propiciado el negocio del agua embotellada, impulsada por importantes intereses económicos que se han articulado en un fuerte lobby. Su negocio alcanza una facturación anual superior a los mil millones de euros (Asociación Nacional de Empresas de Aguas de Bebida Envasadas). La importancia del consumo del agua embotellada en España es muy relevante ya que su producción en 2017 superó los 7.700 millones de litros (IGME) situándola en el cuarto país de la Unión Europea por detrás de Alemania, Italia y Francia, y el tercero en consumo, tras Italia y Alemania (Federación Europea de Aguas Envasadas).

Este espectacular avance ha sido propiciado por potentes campañas de publicidad nacionales e internacionales tendentes a poner en valor el agua embotellada frente a la de grifo, incidiendo en que es más segura y de mejor calidad, tiene propiedades saludables y cuenta con estrictos controles en sus procesos de producción y distribución. No es desdeñable resaltar que estas campañas propician valores culturales basados en el elitismo y el consumo selectivo y se han concretado en la normalidad de consumir cotidianamente agua embotellada, especialmente en restaurantes y otros establecimientos públicos.

El agua embotellada es considerada una mercancía y un negocio que pretende maximizar los beneficios sin tener en cuenta sus numerosos impactos medioambientales. Desde la captación incontrolada de los recursos, la producción con controles diferentes a los exigidos para la potabilidad del agua, la distribución con la generación de gases de efecto invernadero y la utilización de envases, en una buena parte de plástico, con efectos contaminantes innegables.

La campaña «agua del grifo, por favor» es una acción de concienciación ciudadana y de incidencia política a favor del consumo de agua del grifo que tiene los objetivos generales siguientes:

Poner en valor el agua de grifo porque:
• Está relacionada con su consideración como un bien común y que la provisión de los servicios de abastecimiento son un derecho humano
• Sus controles de calidad para garantizar la potabilidad y calidad son más exhaustivos y exigentes que en el caso del agua embotellada
• Es posible plantear el control ciudadano en la gestión de los servicios de abastecimiento, en tanto que la participación activa es un criterio definitorio del derecho humano, mientras que el agua embotellada es una actividad privada
• Los servicios de abastecimiento deben ser públicos y accesibles para toda la ciudadanía, sin que se le pueda privar de su disfrute por motivos de vulnerabilidad económica o social.

Poner en evidencia la realidad del agua embotellada, para disminuir su consumo, en tanto que:
• Es un negocio, lo que implica tratar al agua como una mercancía relegando a un segundo plano la función social y ambiental del agua
• Consecuentemente, existen riesgos de sobreexplotación de acuíferos a la vez que avanzan los efectos del cambio climático sobre la disponibilidad de agua • Supone la pérdida de su control público o colectivo para gestionarlo bajo criterios sociales
• El agua de grifo se rige por criterios de seguridad sanitaria (potabilidad del agua), mientras que el agua embotellada lo hace por criterios de seguridad alimentaria (trazabilidad). Lo cierto es que se exigen menores controles en la legislación española al agua embotellada en comparación con los obligados para el agua de grifo
• Implican la existencia de importantes cantidades de envases de plástico cuyo reciclaje no se puede resolver con eficacia contando con tecnologías actuales, agravando los problemas de contaminación medioambiental
• En Madrid, donde el agua de grifo es de reconocida calidad, un litro cuesta de media algo más de 0,0015 euros, mientras que el litro de agua embotellada cuesta de media unos 21 céntimos, lo que supone que es 140 veces más cara.

A partir de estos objetivos generales, se pretende, como objetivos específicos de la campaña, conseguir que:
• El agua de grifo esté disponible en el espacio común y en instalaciones públicas, a través de fuentes o surtidores de libre disposición
• En los actos públicos de instituciones, organismos públicos y organizaciones políticas y sociales, se disponga exclusivamente de agua de grifo
• En los establecimientos comerciales, bares y locales de restauración y de entretenimiento, se suministre al cliente que así lo desee, agua del grifo, de forma gratuita.

Si estás interesado en participar en la campaña «AGUA DEL GRIFO, POR FAVOR», o quieres recibir más información, ponte en contacto con aguadelgrifoporfavor@gmail.com

ORGANIZACIONES ADHERIDAS

Amigos de la Tierra
Asamblea Marea Verde Madrid
Asociación vecinal de Las Rozas El Pueblo Que Queremos (EPQQ)
Asociación por la Tasación de las Transacciones financieras y por la Acción Ciudadana (ATTAC)
Confederación General de Trabajadores (CGT)
Comisiones Obreras (CC.OO.)
Ecologistas en Acción
FACUA-Consumidores en Acción
Fundación Nueva Cultura del Agua (FNCA)
Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM)
Grupo de Acción para el Medio Ambiente (GRAMA)
Jarama Vivo
Observatorio del Patrimonio de la Sierra del Guadarrama
ONGAWA Ingeniería para el Desarrollo Humano
Plataforma contra la privatización del Canal de Isabel II (PCPCYII)
Plataforma de Vallecas por la Escuela Pública
Red de ciudades y pueblos por el Agua Pública de Madrid (RAPMadrid)
Unión General de Trabajadores (UGT)
Agua, saneamiento y el poder de las mujeres

Agua, saneamiento y el poder de las mujeres

Las mujeres y las niñas que viven en las zonas rurales africanas sufren una doble vulneración de sus derechos. Comparten con los hombres la falta de acceso a servicios básicos y la inseguridad alimentaria, pero además son discriminadas por su género: son excluidas de espacios de poder y representación, sufren violencias de diversa naturaleza, y sus necesidades y prioridades no son tenidas en cuenta por quienes toman decisiones políticas.

En las comunidades de Zirai, Lugulu y Kolemawe, en el norte de Tanzania, son las mujeres y las niñas las responsables de conseguir agua para toda la familia, y eso significa caminar durante varias horas cada día. También significa renunciar al tiempo para otras tareas productivas en el caso de las adultas, y abandonar la escuela en el caso de muchas niñas, hipotecando educación y futuro. Además, la menstruación es un tabú social y las mujeres no cuentan con los medios para una higiene adecuada.

El proyecto que ONGAWA implementa en esta zona, con el apoyo del Ayuntamiento de Madrid, apunta a la realización de los derechos humanos al agua y al saneamiento de 5.194 mujeres, de las cuales 2.318 son niñas.  Para hacerlo cuenta con la colaboración de nuestro aliado Tanzania Gender Networking Programme, organización de referencia en el país especializada en el empoderamiento social y político de mujeres y niñas.

En la estrategia de intervención del proyecto la mejora de las condiciones de acceso a servicios de agua, saneamiento e higiene en las comunidades converge con la activación de procesos de empoderamiento y movilización comunitaria, protagonizado por las mujeres. La exigencia y el ejercicio de los derechos al agua y al saneamiento se convierten así en espacios de empoderamiento y participación para las mujeres, transformando las relaciones de género en las comunidades y visibilizando sus demandas y necesidades en los ámbitos comunitarios y regionales de decisión. 

El empoderamiento de las mujeres se lleva a cabo mediante la estrategia de movilización comunitaria que TGNP ha desarrollado e implementado en otras zonas rurales del país. El proceso arranca de la elaboración de un diagnóstico participativo de los retos y obstáculos sentidos, incluye la creación y fortalecimiento de redes comunitarias de mujeres, aplicando herramientas de comunicación y periodismo social, y culmina incidiendo sobre los gobiernos para incluir las propuestas generadas por las mujeres.

Extender y mejorar los servicios de agua y saneamiento exige, además de rehabilitaciones técnicas, el fortalecimiento de la gestión comunitaria del agua, atendiendo especialmente a la participación de las mujeres. En todas las comunidades se llevará a cabo un programa específico de higiene menstrual para romper el tabú cultural sobre la menstruación.

Otro elemento clave del proyecto es el refuerzo de las capacidades de los gobiernos regionales de Same y Muheza para que cuenten con mayor conocimiento y herramientas para planificar sobre los servicios de abastecimiento de agua y saneamiento, teniendo en cuenta factores de sostenibilidad y priorizando las necesidades de mujeres y niñas.  

Por último, la sistematización tanto del proceso como de los resultados de la intervención permitirá obtener aprendizajes aplicables sobre las metodologías de trabajo y las políticas de actores públicos y privados del sector de agua y saneamiento en Tanzania.  Esos aprendizajes serán compartidos a través de las redes y plataformas de coordinación sectoriales del país.

¿Quieres colaborar?

Necesitamos el apoyo de personas como tú para seguir luchando por un mundo sin pobreza.
Hazte socio/a