El cambio climático, ¿ausente?

 El cambio climático ha sido uno de los grandes ausentes de la campaña electoral.  Cuesta encontrar en mítines, entrevistas, debates o redes sociales referencias de los candidatos y partidos políticos al problema que (casi) nadie pone en duda es uno de los mayores al que nuestro país se enfrenta a corto y medio plazo.

Probablemente las dinámicas de aceleración y superficialidad que marcan cada vez más las campañas electorales no facilitan la discusión de asuntos de fondo, por muy importantes que sean sus consecuencias sobre el bienestar y el futuro. Aunque el cambio climático sí es abordado con desigual ambición en los programas electorales de los principales partidos políticos, sorprende la escasa atención sobre el asunto en un país en el que se estima que los recursos hídricos disponibles pueden reducirse entre un 24 y un 40%.

Mientras tanto, el cambio climático ya está aquí, y apenas hay tiempo para evitar que el calentamiento global supere los 1,5 º que los científicos sitúan como el umbral a partir del cual las consecuencias pueden ser dramáticas e imprevisibles.  La pobreza y la desigualdad que afectan ya a amplias zonas del planeta se verán agravadas por el cambio climático, y son las personas más vulnerables las que en mayor medida ven amenazados sus derechos humanos y sus medios de vida.

Una vez más, han sido la ciudadanía y la sociedad civil quienes han levantado la voz para que el cambio climático y sus consecuencias asciendan al primer plano de la agenda mediática y social. La movilización de los jóvenes contra el cambio climático (#FridaysForFuture, Juventud por el Clima) que se ha extendido por todo el país en muy poco tiempo ha sonado como una llamada urgente a los responsables políticos.

En ONGAWA tenemos claro que el momento es ahora. Por eso exigimos medidas urgentes que apunten a la reducción del consumo energético, la descarbonización de la economía, y la apuesta por las energías renovables.  Las políticas públicas españolas y europeas deben ser coherentes con la responsabilidad histórica sobre las causas del cambio climático y con el compromiso con la agenda global del desarrollo sostenible.

En las últimas semanas hemos hecho aportaciones al Anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, aprobado por el gobierno en el último tramo de la anterior legislatura, para que se refuerce el compromiso con la justicia climática y especialmente con las personas más vulnerables del planeta.

También hemos apoyado junto al resto de organizaciones de Alianza Clima la movilización de los jóvenes contra el cambio climático, y como parte de la plataforma Futuro en Común hemos propuesto a los partidos políticos medidas urgentes para avanzar hacia una economía más justa y sostenible.

Seguimos trabajando. Ojalá la próxima legislatura sea por fin la de la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático.

Fotografía: Juventud por el Clima

¿Quieres colaborar?

Necesitamos el apoyo de personas como tú para seguir luchando por un mundo sin pobreza.
Hazte socio/a